Reduce los tiempos muertos en producción identificando fugas en los montajes de prueba

ArtInficon

Por Meisa Staff, 5 febrero 2020

Tanto los productos diseñados para ser herméticos como los equipos utilizados para buscar fugas, necesitan ser comprobados durante y después de su fabricación para garantizar una completa hermeticidad.

A continuación te hablaremos sobre cómo el uso de gas trazador puede ayudarte a verificar tus equipos.

Dificultades en las revisiones de hermeticidad

Muchos tipos de depósitos, tuberías, tubos y otros componentes necesitan estar libres de fugas tras la fabricación. Un método común para las comprobaciones es utilizar algún equipo de pruebas de caída de presión o con gas trazador. 

Estos componentes se revisan en un montaje de pruebas de hermeticidad. Como cada componente se comprueba individualmente, el proceso debe ser rápido y eficiente. El producto se inmoviliza y se sellan todas las aberturas. Un método de revisión tradicional es inyectar aire en el montaje mientras un sensor de presión mide la presión. Si la presión va cayendo, se considera que el producto tiene fugas; si se mantiene en los límites predefinidos, se considera apto.

Sin embargo, con el paso del tiempo las juntas del montaje comenzarán a deteriorarse. Y debido a que estas muestran los mismos síntomas que un producto, probablemente serán diagnosticadas como fallo del producto, al menos inicialmente. 

La cantidad de comprobaciones fallidas aumentará con el tiempo, y aquellos productos que habrían mantenido límites aceptables durante la prueba serán rechazados. Con el tiempo y cuando la cantidad de productos rechazados aumente, los técnicos al fin comenzarán a sospechar que el montaje de pruebas no está siendo completamente hermético. 


[ Conoce los 10 errores más comunes al realizar pruebas de detección de fugas en la industria Automotriz ]

Métodos tradicionales de localización de fugas en un montaje defectuoso

En estos casos existen dos métodos tradicionales para localizar dichas fallas:

  • El primer método consiste en ir cambiando las juntas una por una, hasta que la fuga desaparezca. Lo cual conlleva un tiempo considerable. 
  • El otro método es aplicar agua jabonosa en el montaje de pruebas y ver en dónde aparecen burbujas. Este método es impreciso y es posible que fugas de tamaño reducido persistan después de la reparación. Si bien el montaje puede mejorar, seguirá mostrando un rendimiento pobre. 

 

Uso de gas trazador

Un tercer método sería llenar el sistema con un gas trazador para detectar los escapes de gas. Con este método incluso las fugas más pequeñas pueden ser detectadas por un detector de fugas

La comprobación es tan rápida y sencilla que puede ser fácilmente implementada en el mantenimiento diario para evitar el rechazo de productos perfectamente aptos. Solamente será necesario reemplazar las juntas que realmente tengan fugas para evitar trabajos innecesarios. 

Este método también ayuda a evitar los tiempos muertos o paros de línea para examinar el montaje de forma imprevista, algo particularmente relevante en industrias con necesidades de producción continua. 

Gracias a la precisión de las pruebas de hermeticidad con gas implementadas en el mantenimiento preventivo, las fugas en los montajes de prueba ya son cosa del pasado.

En Meisa somos distribuidor INFICON México, acércate a conocer todos nuestros productos y servicios que pueden ayudarte.

New call-to-action

¿Buscas hablar con un asesor?

Contamos con asesores expertos listos para ayudarte a encontrar o cotizar el producto que necesites

Enviar mensaje

Suscríbete a nuestro newsletter mensual