5 consejos de mantenimiento para optimizar la productividad de tus bombas de vacío

meisa-art-24

Por Meisa Staff, 25 mayo 2020

Actualmente existe una gran variedad de bombas de vacío disponibles para adaptarse a numerosas aplicaciones. Durante décadas, las bombas selladas con aceite se consideraron el caballo de batalla y continúan dominando en la mayoría de los mercados.

Sin embargo, cada vez más aplicaciones comienzan a reconocer los beneficios de las bombas de vacío en seco, tanto en los costos de propiedad como su excelente rendimiento.

Las bombas de vacío de compresión en seco son una excelente opción en muchas aplicaciones, ya que requieren considerablemente menos mantenimiento que sus contrapartes selladas con aceite y pueden brindar un rendimiento mejorado, eficiencia energética y confiabilidad. No importa qué tipo de bomba utilice tu organización, es imprescindible optimizar la productividad para minimizar los tiempos de inactividad.

Puedes aprovechar al máximo la inversión en tus bombas y extiende su vida útil realizando mantenimientos regulares. Cuando se trata de mantenimiento preventivo, muchos de estos elementos puede hacerse internamente para evitar grandes dolores de cabeza en el futuro.

Mientras más tiempo y atención le dediques al mantenimiento de tus bombas de vacío, menos tendrás que preocuparte por reparaciones y reemplazos costosos. 

Desafortunadamente pocos de nosotros tenemos el tiempo suficiente para cuidarlas. Es por ello que a continuación te compartimos los cinco mejores consejos de mantenimiento a implementar en tu operación.

 

1. Inspecciona el entorno circundante

Las bombas de vacío requieren de las condiciones adecuadas para funcionar al máximo. En condiciones adversas tienen una gran probabilidad de descomponerse y crear un estancamiento de la operación.

El flujo de aire alrededor de las bombas es crítico para su rendimiento óptimo. Aunque en su instalación el flujo era excelente, es necesario verificar esto con frecuencia para realizar los ajustes necesarios.

¿Hay otros contaminantes en el área (vapores, solventes, ácidos) que puedan ser motivo de preocupación? Si es así, revisa si están afectando la integridad y el rendimiento de tus bombas.

Los cambios en el clima también puede ser un problema. Si se encuentra cerca de una pared exterior o hay altas temperaturas en el edificio, puede acumularse condensación en la bomba y crear problemas. Es por ello que la temperatura ambiente del entorno es esencial.

 

2. Realizar una inspección visual de la bomba

La mayoría de las bombas de vacío vienen equipadas con una mirilla para facilitar la inspección visual del aceite al interior.

El aceite limpio luce aproximadamente del mismo color que el aceite vegetal, que es casi claro. A medida que este recoge contaminantes, se oscurecerá, así que el aceite altamente contaminado será marrón oscuro o incluso negro. Para cuando cambie este color, la integridad de la bomba puede verse comprometida y podría necesitar mantenimiento fuera del sitio.

En las inspecciones visual no se trata solo de la bomba en sí, sino también del área alrededor de la misma:

  • ¿Existen fugas de aceite o agua en el área de la bomba?
  • ¿Has utilizado más trapos o sorbentes de lo habitual? 

Estos podrían ser signos de que algo malo se avecina en el futuro próximo.

Más allá de una inspección visual, otras señales de que ha llegado la hora de realizar algún mantenimiento en su bomba son la emisión de sonidos inusuales o al existir una disminución del rendimiento.

 

3. Hacer cambios regulares de aceite y filtro

Las bombas secas generalmente requieren un cambio de aceite en la caja de engranajes una vez al año. Y en caso de uso intensivo es posible que sea necesario realizarlo dos veces en este mismo periodo de tiempo. A diferencia de una bomba sellada con aceite podría requerir un cambio de aceite y filtro hasta mensualmente dependiendo de su uso y aplicación.

Este también es el momento adecuado para revisar y cambiar los filtros de aceite si se encuentran equipados. En caso de haber dudas sobre el proceso, las piezas a usar o el momento de los cambios de aceite y filtro para su bomba de vacío, aconsejamos consultar el manual del propietario de su modelo específico o ponerse en contacto con nosotros.

Además, nuestras bombas SP630 / 250 Screwline están refrigeradas por aire con un radiador. Estos enfriadores de aceite se pueden tapar externamente del polvo y los desechos que requieren inspecciones y limpiezas periódicas según sea necesario.

Mirémoslo de esta forma: Nadie conduciría su automóvil en periodos del doble o triple de la vida útil del aceite o con un radiador obstruido. 

Sin embargo, a menudo vemos falta de cambios de aceite y radiadores obstruidos que pueden causar fallas catastróficas como el sobrecalentamiento en las bombas.

 

4. Realizar pruebas de fugas

Al realizar pruebas de fugas en tu sistema de bombas de forma periódica posterior a su instalación, puedes asegurarte de que haya un sello hermético al vacío a través de las diversas conexiones. Eliminar estas fugas puede prolongar la vida útil de tus equipos y mejorar la calidad del trabajo que produce.

Mantener elementos extraños fuera de tus bombas de vacío es fundamental. Esto incluye desechos, humedad y oxígeno, ya que estos contaminantes pueden comprometer la integridad de su unidad y reducir su efectividad.

 

5. Respalda tus procesos

Cada bomba requiere mantenimiento y cierto tiempo de inactividad para funcionar a su máximo rendimiento. Ignorar estas recomendaciones ocasiona que se detengan en el peor momento posible para tu negocio.

En lugar de cruzar los dedos y esperar lo mejor, aconsejamos generar equipos de respaldo en tus procesos. Teniendo a mano una bomba de repuesto que pueda recoger parte de la holgura mientras se realiza el mantenimiento de rutina o cuando la bomba se envía al OEM para un ajuste adicional.

La eficiencia de la bomba es esencial para la operación exitosa de tu negocio. 

Cuando las bombas de vacío fallan o están fuera de servicio por reparaciones, toda la operación podría interrumpirse si no se cuenta con una copia de seguridad disponible.

Si bien algunas de estas simples tareas de mantenimiento pueden realizarse internamente, otras pueden involucrar y ser realizadas más rápidamente por un profesional. Leybold cuenta con técnicos locales de servicio de campo disponibles que acudirán a tu ubicación para brindar un servicio al cliente experto, minimizando los tiempos de inactividad.

Si tu bomba de vacío necesita reparaciones, podemos ayudarte revisando la cobertura de tu garantía para ver si aún está activa. Nuestro equipo puede hacer recomendaciones para mejorar la configuración, así como planes de mantenimiento para garantizar el mayor valor y productividad de tus bombas de vacío. 


[ Read the English version ]

En Meisa somos distribuidores exclusivos Leybold en México y contamos con una amplia variedad de productos, acércate a nuestros asesores expertos y conoce lo que la tecnología de bombas secas puede hacer por tu negocio.

 

Catalogo Leybold 2020

¿Buscas hablar con un asesor?

Contamos con asesores expertos listos para ayudarte a encontrar o cotizar el producto que necesites

Enviar mensaje

Suscríbete a nuestro newsletter mensual