4 consejos para controlar la contaminación de helio al realizar detecciones de fugas

art-2

Por Meisa Staff, 20 febrero 2020

Mantener buenos niveles de concentración de fondo del gas trazador es vital para obtener resultados fiables en las pruebas de inspección. Mientras que la menor tasa de fugas detectable en las pruebas depende, en gran medida, de la concentración de fondo del gas trazador. 

Aunque los detectores de fugas solo detectan cambios en la concentración del gas trazador, mayores concentraciones de fondo también tienden a mostrar fluctuaciones absolutas más altas. Por lo que realizar pruebas de fugas para detectar pequeñas fugas de gas en niveles de fondo elevados es como intentar oír un leve susurro mientras se escucha rock a un volumen alto.

A continuación te compartimos las precauciones a tomar para asegurar que la concentración de fondo no se eleve a niveles indeseables e influya negativamente en la confiabilidad de las pruebas de detección fugas.

 

1. Control del aire en el área de prueba

Las piezas deben vaciarse y llenarse con gas trazador antes de realizar una prueba de fugas. El gas debe ser purgado o recuperado de la pieza después de la prueba de fugas.  En estos casos muchos clientes optan por utilizar conectores de acoplamiento rápido para conectar el equipo de llenado o recuperación.

Por su diseño, estos conectores liberan una pequeña cantidad de gas trazador durante la desconexión (un pequeño volumen dentro del conector almacena algo de gas trazador que se libera cuando se abre al desconectarse). Estas mínimas cantidades pueden irse sumando durante el día y hacer que la concentración de fondo aumente. 

Idealmente, el proceso de llenado y recuperación debe realizarse por separado del centro de pruebas de fugas para que el gas liberado no llegue al centro de pruebas real. Sin embargo, en muchas aplicaciones automovilísticas las piezas se llenan y se purgan en el centro de pruebas para conseguir un alto rendimiento (con los conectores conectados durante todo el proceso de prueba de fugas). 

En este caso, es importante disponer de una buena ventilación en el área de pruebas ya que el helio/hidrógeno no se eleva hacia el techo como lo haría un globo inflado. El gas trazador forma nubes que se desplazan y puesto que ambos gases trazadores tienden a desplazarse hacia arriba, se recomienda suministrar aire fresco desde el fondo y colocar el escape en la parte superior del centro de pruebas.

 

[ Conoce los 10 errores más comunes al realizar pruebas de detección de fugas en la industria Automotriz ]

 

2. No ventilar hacia el área de prueba 

Después de las pruebas de fugas, debe desconectarse la pieza de las líneas de suministro de gas. Ya que si sólo se abre el conector después de la prueba, el relleno de helio se descargará en el entorno de la prueba por la sobrepresión en la pieza. Esto ocasionaría que algunas nubes de gas trazador contaminen el área de la prueba, para lo que existen dos opciones:

  • Recuperar el gas trazador de la pieza antes de abrir los conectores, ahorrando helio gracias a que el gas recuperado se puede reutilizar en los siguientes ciclos de prueba y así disminuir el costo del helio que se utilice. Esto se recomienda especialmente si se usa un gas trazador puro.
  • En caso de  utilizar gas trazador diluido y no desear recuperarlo, hay que asegurarse de que el gas liberado de la pieza se ventile hacia el exterior del edificio y no cerca de la entrada del compresor de aire.

 

3. Comprobar con regularidad si existen fugas en las conexiones y las líneas de suministro

Para llenar y recuperar el gas trazador se necesitan conectores, válvulas, reguladores de presión y/o líneas de suministro. 

Algunas válvulas de gas dejan escapar el gas hacia el exterior por defecto, pero poseen una conexión para absorber esta fuga de gas. Todas ellas pueden presentar fugas con el paso del tiempo, las cuales pueden contribuir a la concentración de fondo de gas trazador. 

Por lo que es recomendable utilizar un detector de fugas por rastreo y revisar estos puntos con regularidad buscando posibles fugas para repararlas. En estos casos es importante recordar que las tuberías de gas deben estar forradas con metal.

 

4. Buscar fugas gruesas antes de la prueba de detección de fugas capilares

Una fuga gruesa en la pieza puede liberar grandes cantidades de gas trazador si no se detecta a tiempo. Por lo que aconsejamos llevar a cabo una prueba de fugas gruesas durante el proceso de llenado. 

  • Deben vaciarse las piezas antes del llenado para permitir el llenado completo con gas trazador. 
  • Después del vaciado y antes de llenarlas con gas trazador, asegurarse de observar la presión de vaciado durante un par de segundos. 
  • Si la presión de vaciado aumenta durante el tiempo de retención, la pieza tiene una fuga burda. En estos casos, lo mejor es no llenar la pieza con gas trazador para evitar la liberación innecesaria de gas trazador. 

Muchas estaciones de servicio ya ofrecen esta función como un procedimiento rutinario, por lo que aconsejamos comprobar si actualmente se está usando dicha función en los procesos.

Además, se puede observar la alarma que indica la presencia de fugas en el detector de fugas para detener el proceso inmediatamente al superarse la activación y retirar la pieza con fugas del área inspeccionada. Nunca hay que esperar a que la señal alcance el máximo.  

 

En Meisa somos especialistas en las mejores técnicas para detección de fugas en la industria y contamos con una amplia variedad de productos INFICON para todo tipo de necesidad, acércate a nuestros asesores expertos y cuéntanos sobre tus procesos.

New call-to-action

¿Buscas hablar con un asesor?

Contamos con asesores expertos listos para ayudarte a encontrar o cotizar el producto que necesites

Enviar mensaje

Suscríbete a nuestro newsletter mensual